Langosta Roja Las langostas viven en aguas someras (poco profundas) hasta que, al alcanzar el estado adulto, descienden a fondos rocosos, su hábitat preferido. Su aspecto es parecido al del bogavante, del que difiere por su caparazón espinoso y su primer par de patas, que en la langosta no aparecen transformadas en pinzas. El color anaranjado o verde rojizo del animal se transforma en rojo intenso al ser cocido, como ocurre con la mayoría de los crustáceos. La captura de la Langosta se lleva a cabo por medio de nasas artesanales langosteras cebadas con peces y situadas en las rocas que esta frecuenta.