Santiaguiño Las espinas que conforman su caparazón se asemeja a la Cruz de Santiago,de ahí el nombre de Santiaguiño. Es un crustáceo decadópodo cuyas patas terminan en uñas afiladas, no tiene pinzas ni extremidades fuertes por lo que se alimenta de especies con esqueletos blandos, como pequeños peces y larvas.Es de color pardo con pequeñas lineas rojas en su caparazón, tiene una cola en forma de abanico y su cabeza termina en dos especies de antenas externas planas en forma de hoja y dentadas.Su talla oscila entre los 9 centímetros,mínimo exigido para su consumo, y los 15. Habita en fondos rocosos y pedregosos a una profundidad de entre 3 y 50 metros; en las épocas de reproducción se traslada a lugares de mayor vegetación.A diferencia de otras especies de crustáceos la hembra no abandona los huevas hasta que están desarrolladas.